Nuestra Declaración de Principios es y será un documento vivo, que se podrá modificar o mejorar paulatinamente, según vayan sucediendo debates y votaciones internos dentro de Alianza Futurista sobre los diversos temas, y nuevas ideas se vayan aprobando e incorporando a ella. Si, en general, te gusta Alianza Futurista, y quieres participar en nuestros debates y votaciones internas, ¡considera afiliarte y ayudarnos a construir el futuro!

 

La Declaración de Principios, en su versión actual, incluye los fines y objetivos originales, y otros más. Todos estarán en proceso constante de debate y optimización, y por lo tanto pueden ser modificados, pulidos, mejorados, refinados, o eliminados, según convenga y se acuerde. Pero, en general, preferimos  mejorar y añadir, que quitar.

 

 

Declaración de Principios

 

1. El desarrollo e implementación éticos, seguros, transparentes y democráticos de ciencias y tecnologías emergentes para alcanzar cuanto antes una época caracterizada por:

 

  1. la abundancia material e inmaterial tecnológica que beneficie a todas las personas y a los demás seres sintientes. Deseamos el bienestar, la felicidad y la protección de tantos individuos como sea posible. Haremos énfasis en la resolución de los problemas más graves que afectan a los seres humanos, tratando de ayudar, en la medida de lo posible, a los demás animales, merecedores también de compasión, empatía, respeto y consideración ética.
  2. el desarrollo de terapias para todas las enfermedades, así como para detener o revertir el envejecimiento biológico y sus consecuencias y, en última instancia, la eliminación de la muerte involuntaria cuando sea posible y la persona así lo desee. Las ciencias y tecnologías más avanzadas permiten entrever ya la posibilidad de la longevidad extrema. Abogamos por la pronta y juiciosa utilización  de estas nuevas tecnologías para eliminar cuanto antes la causa de 2 de cada 3 muertes en el mundo (100.000 muertes al día): el envejecimiento.
  3. la seguridad física frente a los peligros presentes, así como a los emergentes.

 

 

2. La protección y defensa de los menores, tanto de su integridad física, como de su integridad psicocognitiva.

 

 

3. La protección y defensa de las mujeres, así como la de cualquier minoría o etnia sometida a abusos y discriminaciones. Esto incluye a toda la comunidad LGTB+ y a las personas mayores.

 

 

4. El establecimiento de una fiscalidad inspirada en la filosofía política de Henry George, conocida popularmente como el georgismo, convenientemente revisada en virtud de las necesidades presupuestarias de un Estado del bienestar moderno. En particular, abogamos por:

 

  1. Impuestos sobre el Valor del Suelo (IVS) justos, basados en los precios de alquiler de mercado del suelo urbano y rural libre de mejoras, en función de la localización.
  2. Práctica eliminación del IRPF y simplificación general del sistema impositivo.
  3. Práctica eliminación del Impuesto de Sociedades a empresas pequeñas o emergentes. La práctica eliminación de impuestos a los autónomos por actividad profesional.
  4. Reducción del Impuesto de Sociedades a medianas y grandes empresas, acorde con un modelo progresivo. Cálculo del Impuesto de Sociedades previo al pago de los “grandes salarios”, por encima de cierta cantidad.
  5. Reducción del IVA hasta el mínimo permitido por la UE, según nuestros tratados.
  6. Cobro de impuestos a vehículos según su exacto uso en circulación.
  7. Cobro de otros impuestos georgistas, tales como impuestos verdes o disuasorios (a empresas y actividades contaminantes), impuestos al uso del espacio electromagnético (operadoras telefónicas y de servicios de red, televisiones), etc.
  8. Cobro de impuestos especiales por venta de objetos de lujo (vehículos de alta gama, embarcaciones de lujo, avionetas, etc).
  9. Reducción al mínimo de los aranceles aduaneros.

 

 

5. La promoción del Estado emprendedor ético, mediante la inversión en empresas públicas capaces de producir grandes beneficios a repartir entre todos, a través de la Renta Básica Universal. Una general promoción del emprendimiento ético.

 

 

6. El establecimiento de una digna Renta Básica Universal Incondicional (RBUI), así como de una voluntaria Renta Básica Condicional Ética (RBCE), con el fin de complementar ingresos, por trabajos sociales.

 

 

7. La implementación de profundas mejoras en la educación de la ciudadanía, y la promoción del pensamiento crítico, resistente a todo adoctrinamiento, de tal modo que nuestras decisiones colectivas sean cada vez más informadas y conscientes. La sensibilización de la ciudadanía sobre la importancia de la razón, la ciencia y la tecnología.

 

 

8. La reducción progresiva del sufrimiento de animales no humanos. Específicamente:

 

  1. Desarrollo de un sistema de salud público para animales necesitados de asistencia veterinaria, con servicios gratuitos (p. ej., control de natalidad, incluida la castración) para animales de compañía, etc.
  2. Promoción de productos ─alimentarios o no─ alternativos a los obtenidos con maltrato o explotación animal; en particular, de productos por cultivo de células (carne in vitro), virtualmente idénticos a los reales. Correspondiente inversión en esfuerzos de I+D+i, y creación de empresas públicas para ser líderes mundiales en estas tecnologías.
  3. Educación infantil en la empatía, la compasión y el respeto hacia los demás animales.

 

 

9. La promoción de la transparencia y la susvigilancia (del inglés, sousveillance). Para promover la seguridad física frente a los peligros presentes, así como a los emergentes (ver punto 1.3), proponemos:

 

  1. La implementación de sistemas de covigilancia , definida como la vigilancia en ambas direcciones: tanto “de arriba a abajo”, como "de abajo a arriba".
    1. "De arriba a abajo" se refiere a la vigilancia policial ─estatal, autonómica y local─ para proteger al ciudadano, reducir la criminalidad, detener a criminales, espiar a terroristas, etc.
    2. "De abajo a arriba" se refiere a sistemas de susvigilancia, operados por organizaciones ciudadanas independientes del Estado, diseñadas para "vigilar a los que vigilan" y, por extensión, a los que "mandan" (a las fuerzas y cuerpos de seguridad, a funcionarios públicos, etc.) para evitar corrupción y abusos de poder. Estos organismos ─independientes del Estado, aunque inicialmente promovidos por el Estado─ tendrían libertad y un mandato legal/político de vigilar a los que vigilan, así como a grandes empresas que puedan abusar de su poder (p. ej., abusando de la confianza del ciudadano, recolectando datos personales de forma indebida, etc.).
  2. La promoción de la circunvigilancia, definida como el libre uso de cámaras y sensores ─en y alrededor del individuo─, de life-logging (registros fidedignos de cuanto ocurre), y de herramientas tecnológicas de detección de posibles intrusos (p. ej., microdrones) en espacios privados y hogares. Estos sistemas permiten, además, que el ciudadano colabore activamente tanto con las fuerzas de seguridad del Estado (compartiendo información sobre actividades criminales), como con los organismos de susvigilancia (denunciando corrupción o abusos policiales y empresariales).

 

 

10. La normalización de la criopreservación humana (CH). En particular:

 

  1. La promoción de la regulación legal de la práctica voluntaria de la criopreservación humana. La CH permite albergar inequívocas esperanzas de supervivencia a la "desanimación celular", comúnmente conocida como "muerte", con las oportunas medidas. Muchos transhumanistas y futuristas somos crionicistas que creemos que la opción de la CH, como parte del derecho a la vida, debería ser un derecho humano fundamental.
  2. La promoción de la regulación legal de la práctica voluntaria de la biostasis médica (CH premortem, o preagonal) en pacientes con enfermedades terminales.
  3. El reconocimiento legal de las personas criopreservadas como “vivas”, aunque en un estado de criostasis.

 

 

11. La expansión de nuestra especie fuera del planeta Tierra, como motor de progreso y garantía de supervivencia.

 

 

12. El activismo político para la mejora de la gobernanza global. En particular:

 

  1. La promoción de foros de debate y de medidas o estrategias en línea con estos Principios tanto en el Parlamento Europeo como en la Organización de Naciones Unidas.
  2. La utilización de modernas técnicas demoscópicas para la celebración de sondeos de opinión de muestra completa y referenda entre la ciudadanía mundial.
  3. La promoción de un Parlamento Consultivo de la Humanidad.

 

 

 

© 2018 Alianza Futurista. Todos los derechos reservados.